Las Certificaciones

La certificación de un producto demuestra su calidad, sus prestaciones, su seguridad después de realizar pruebas minuciosas en laboratorio, que realizan Institutos Europeos reconocidos y autorizados para realizar esta función.

Para los consumidores, la certificación de un producto es la mejor garantía , de una compra, que corresponde a los requisitos de calidad reconocidos por un organismo, externo a la empresa, ya que constituye una prueba tangible de calidad, seguridad y absoluto respeto de las normas medioambientales.

La calidad se convierte en un valor que responde a las expectativas del cliente, es la garantía de las características de diseño, fabricación, seguridad y funcionamiento del producto.